h1

Motivational #4

28 julio, 2010

Hoy justo me acordé Siempre me acuerdo de vos. Y de esta foto.

Te extraño, mamá.

Mamá

Anuncios
h1

Fotografías

27 julio, 2010

Tengo sobre mi escritorio una pila de unas 60 fotos del casamiento de mis padres. 60 fotos. Papel. 10 x 15 cm. Con un tono sepia otorgado gentilmente por los años. Con un olor a antiguo. No a viejo. El aroma que el paso de los años comienza a sembrar sobre las cosas que se conservan guardadas. Y que impregnan el ambiente de recuerdos. De momentos. De nostalgia.

Las encontré por la tarde mientras buscaba en el último cajón del ropero de mi papá. Al lado de unos papeles viejos, de recibos de sueldos y de mi acta de nacimiento. Estaban envueltas en una bolsa blanca, de plástico grueso, como si fuera un pequeño paquete. Como si fuesen un regalo. Como si me las hubieran dejado a propósito.

Después de eso fue en vano seguir buscando lo que necesitaba. Me quedé toda la tarde viendo foto tras foto. Imagen tras imagen.  Y no me importó perder tiempo. Porque en realidad no fue tiempo perdido. Fue la obtención de fragancias exquisitas y del recuerdo de mi madre. Con un rostro rozagante. Maquillada de forma extraña, cubriendo sus insipientes cloasmas en las mejillas. Ocultándoles a todos que yo también estuve en esa fiesta.

h1

Motivational #3

27 julio, 2010

Porque a veces siempre mover los cajones puede traer algunos beneficios. Como éste.

Hojas de hierba

h1

Cappuccino

27 julio, 2010

Terminó el día casi sin sobresaltos. Pasó llano. Arrancó un poco tarde porque anoche pude conciliar el sueño a las 5.30 de la mañana (estimo). Hoy quizás siento que todo fue un paso para atrás. Pero no viene el caso. Al menos no fue lo mas interesante que me pasó en el día.

Improductivo. No leí. Apenas vi algo de televisión. Cerca de las 6 de la tarde baje para preparar algo para tomar y fue que vi a mi hermana, con todos sus libros desparramados sobre la mesa y me quedé ahí, sorprendido. Ella me miró. Nos quedamos así como esperando que alguno dijera algo. Nadie dijo nada. Terminé de buscar en la alacena el azúcar para preparar mi cappuccino (instantáneo) y ella prosiguió haciendo resúmenes.

Volví a mi primer piso. Abstraído de la realidad. Con un cappuccino caliente y una sensación de pequeñez interesante. Pensar en mi hermana. En esa mesa llena de libros. En su mirada.

Sorbí un poco. Di la vuelta y bajé por las escaleras. La miré y cuando iba a decirle algo sonó el teléfono. Ella atendió.  Y yo me di media vuelta para volver a mi habitación. Mas tranquilo.

Quizás lo importante no fue haber callado. Quizás lo necesario era todo lo que no nos dijimos.

h1

Motivational #2

25 julio, 2010

Ir a buscar un CD y que de repente te encuentres con algo diferente a lo que buscabas fabuloso, es genial.

The man who

h1

Domingo

25 julio, 2010

El día estaba diáfano. Sigue estando así. No era necesario quedarnos en casa. Decidimos irnos juntos. Calentar agua en un termo. E irnos a ver un poco de verde. A respirar. A ponernos al dia con cosas que hacía mucho no hablábamos. A escucharnos callar un poco. A vernos a la cara sin decir nada. Sólo interrumpir algún momento de distracción con el mate.

Me contó de su semana. De su plan de viajar a Catamarca. De lo algo que es el viaje y lo complicado que es cruzar las salinas de noche. O de día. Como si fuera atravesar el desierto en pleno verano. Tiene una entrevista esta semana. Una mediación por el despido y la posibilidad de un arreglo económico con sus antiguos empleadores. Ah. Y las ganas de comprar un terreno. Sorbí mi mate y se lo alcancé.

-Vamos que tengo frio- dijo.

-Dale, yo ya me estaba acalambrando- dije.

Levantamos las cosas y nos fuimos. En el regreso veníamos en silencio. Yo se que hacía mucho no hablábamos. Yo se que hacía mucho no nos veíamos. Y aunque mediaron mas silencios que diálogos, se también que puedo contar con él en el trayecto.

Porque los amigos no son los que ves todos los días. Son los que están siempre. Y él lo aprendió a la perfección.

h1

Motivational #1

25 julio, 2010

Allá vamos iremos.

CoSAE